Tras realizar una intachable instalación en este proyecto emblemático, nuestra empresa ha sufrido un grave impago por parte de la constructora a la que CNMV le confió la rehabilitación del edificio de su nueva sede. Esta adjudicación se realizó, según ellos, siguiendo las pautas y criterios más exigentes, el hecho es que, habiéndose presentado a ejecutar este proyecto decenas de empresas la adjudicación se realizó a una empresa con una más que sobrada sospecha en BAJA TEMERARIA.

El resultado final es que según CNMV ya ha pagado a la constructora el 90% del proyecto y la constructora no ha pagado a los proveedores ni siquiera un 10% del proyecto, y nos comunica que ya han presentado la documentación para pre concurso, dejando hundidas a todas las empresas que de una manera u otra hemos participado en el mismo.

En los link siguientes se publicó la adjudicación del proyecto.

http://www.acobur.es/concursos_publicos_gratis/483707/08/12/

http://www.expansion.com/2012/07/10/empresas/inmobiliario/1341920301.html

http://www.elsemanaldigital.com/movil/articulos.asp?idarticulo=122883

Como proveedores del proyecto nos sentimos engañados, vemos que la gestión realizada por CNMV respecto a la adjudicación de la empresa constructora venia solo fundada por una cuestión meramente económica, no salvaguardando las cuestiones de seguridad y garantía de los productos instalados, que aun siendo los mismos de primera calidad, van a carecen de garantía por no haberse pagado, y además provocando el cierre de empresas, todo sea porque alguien en CNMV se haya puesto una medalla por el ahorro conseguido.

La empresa constructora a la que CNMV adjudicó la rehabilitación de su inmueble es Megaria C&S Construcciones, s.l.

Share This